viernes, 31 de julio de 2015

Desmontaje y limpieza del basculante trasero BTT.

En las bicicletas de doble amortiguación, de vez en cuando es necesario realizar una limpieza de los rodamientos que permiten que el basculante trasero pivote. Debido al barro, la lluvia y el polvo, los rodamientos se llenan de suciedad y acaban desgastándose, no pudiendo realizar su función correctamente y generando un desgaste que a la larga puede resultar más costoso que si realizamos un mantenimiento cada cierto tiempo.
El mantenimiento a realizar es sencillo. Consta de quitar los tornillos que sujetan cada eje, limpiar los rodamientos correspondientes y engrasarlos de nuevo.

Necesitaremos una llave dinamométrica para el par de apriete una vez volvamos a montar el basculante, grasa consistente, una aguja para quitar la tapa de los rodamientos, ganas y tiempo.

El primer paso consistirá en quitar la rueda trasera para dejar libre el basculante con sus vainas y tirantes.



Uno de los tornillos principales (de los dos que sujetan las vainas muy cerca del eje del pedalier) se encuentra algo oculto y no se puede acceder a él sin desmontar primero las bielas y el plato. Así que procedemos a ello quitando primero la tapa dentada de plástico de la biela izquierda con una llave de allen de 12mm.




Una vez hecho esto, aflojamos los tornillos que sujetan la biela izquierda al eje y golpeamos con un mazo de goma para empujarlo y que pueda salir.



Ya tenemos el tornillo a la vista para poder desmontar el conjunto del basculante.
Procedemos a desmontar todos los tornillos para poder acceder a los cojinetes.







Desmontando el pasador que sujeta el amortiguador trasero.



Anillas separadoras.






Comprobad que los tornillos que sujetan el amortiguador trasero al cuadro son más largos. En este caso se trata de una KTM Taser. Quizás en otros modelos no sea así.




Una vez tenemos acceso a los rodamientos, con una aguja levantamos la tapa y los limpiamos con vapor a presión, un cepillo de dientes o lo que tengamos a mano.
Después los engrasaremos con grasa consistente y volveremos a cerrarlos.






Una vez realizada la limpieza y el engrase tan solo queda proceder del modo inverso, teniendo en cuenta que quizás el montaje del amortiguador ahora nos dé algún problema. En el caso de esta bicicleta se hacía muy difícil hacer coincidir los orificios para meter el pasador, pues hay intercalada una pestaña que sirve de guía a la camisa del freno trasero y que dificulta su montaje, así que opté por usar un tornillo del mismo diámetro que el pasador, que al tener su base con punta hace de guía para alinear todos los orificios. Detrás y seguidamente entra el tornillo original, cuya base es plana.





Al ir montando los tornillos hemos de tener la precaución de hacer coincidir bien las roscas. Meter un tornillo de mala manera puede implicar que nos carguemos el cuadro o el tornillo y finalmente repercutir en un mal funcionamiento del conjunto.
Apretaremos según las indicaciones del fabricante, ajustando en la llave dinamométrica el par recomendado. En este caso los tornillos son de 10Nm y de 20Nm.



Y "yastá".
Si no funciona tendréis que ver qué habéis hecho mal. Quizás necesitéis cambiar de gafas, o llevarla al mecánico.


¿Cada cuánto tiempo es recomendable hacer esto?
Bueno, cada 10-15 kilómetros. Si veis que se os hace muy pesado podéis dejarlo un poco más, quizás cada 5000-6000 kms, dependiendo de si vais por terreno de gorrinos o por carreteras limpias.

Venga, que todo es ponerse.

5 comentarios:

  1. Buenos días!
    Ante todo agradecer tu post, es muy útil.
    Necesito ayuda!! tengo a mi mecánico de confianza loco con un crujido que tengo en mi KTM. La geometría es idéntica a la del post. Comentar que he cambiado todos los rodamientos del basculante y tengo localizado el crujido en el rodamiento que queda detrás de los platos. Cuando quito el tornillo para acceder al rodamiento el crujido desaparece, es volverlo a poner y vuelta al crujido ¿algún consejo?
    Gracias de antemano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Daniel.
      Esto de los crujidos en una bicicleta es una locura, porque el ruido puede transmitirse por el cuadro y aparecer en un lugar distinto al de su origen.
      Dices que lo tienes localizado en el eje, pero te recomendaría que probases con el cierre de la tija del sillín.
      Dirás tú que qué tiene que ver la tija con el eje del basculante, pero por experiencia te comento que me pasé semanas escuchando un crujido y también pensaba que venía del eje, hasta que descubrí que se encontraba en el cierre de la tija. Desmonté la pieza, le eché grasa consistente, y el ruido desapareció.

      No digo que no sea del eje, pero prueba por si acaso.
      Al desmontar el tornillo quizás no te suene porque no necesitas hacer presión en el sillín para ver cómo báscula.

      Prueba y me cuentas, a ver si encontramos el origen.

      Eliminar
  2. Gracias por tu pronta respuesta Victor!
    Respecto a lo que me comentas de engrasar tija y cierre, también está hecho, además también engrasé los raíles del sillín, la unión con la tija y todos los tornillos que llevan. Cruje tanto comprimiendo el amortiguador desde el sillín como comprimiendo desde el cuadro directamente.

    Es curioso porque el ruido aparece justo cuando empieza a actuar el basculante, en los primeros centímetros y en el resto del recorrido no hace ruido, no sé si me explico... luego al soltar para recupere la posición original, si tiro del sillín para arriba también cruje. Creo que es un ruido como si tocase hierro con hierro y la vaina donde está el tornillo que te comento, vibra cuando cruje.

    Cambié eje pedalier que ya le tocaba y desmonté la patilla del cambio trasero para limpiar y engrasar que por lo visto es otro foco de ruidos pero nada... Es un rollo esto de salir con ruidos!!! no se disfrutan las salidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He estado probando en mi bici, para ver si se me podía ocurrir algo, pero es muy difícil saberlo de este modo.
      Si ya has engrasado el espacio entre la abrazadera de la tija y el tubo, no se me ocurre otra cosa a bote pronto.
      Yo hunté los tornillos del basculante con grasa, prueba a ver, si no lo has hecho.
      Otro punto podría ser el eje donde se asienta el amortiguador trasero.
      Teniendo la bici delante es muy complicado, así que desde aquí no sabría decirte mucho más.
      Si lo localizas y te acuerdas, me gustaría saberlo para así ampliar conocimientos.
      Muchas gracias...

      Eliminar

Los comentarios se moderarán, no como forma de censura, sino para tener notificación de los mismos, pues no siempre el sistema me avisa de ellos y por tanto se quedan sin respuesta.
Gracias.