domingo, 25 de enero de 2015

Avería manetas cambio.

Una de las principales averías con la que podemos encontrarnos en una bici que ha estado durante mucho tiempo parada es comprobar que las manetas de los cambios no funcionan. Al accionar la palanca para subir piñones o subir de plato comprobamos que la palanca va loca, no engancha, y por tanto no se produce el cambio.
No se ha roto nada. Hay que estar tranquilos. No hay que cambiar la pieza ni tirarla.
La avería suele ser muy sencilla.
Sucede que debido a la falta de uso, y por tanto a la falta de engrase, hay unas "uñas" que enganchan con el rodete dentado que terminan por no funcionar. Quedan entumecidas.
Estas "uñas", están accionadas por un muelle, pero el eje sobre el que pivotan requiere de mantenimiento (aunque muy ocasional) y la falta de engrase y de uso hacen que pierdan su función.

Para volver a recuperar la funcionalidad de la maneta de cambio es necesario "desentumecer" la pieza. Esto se logra a base de engrasar de nuevo con un aceite muy fino (3 en 1) e incluso aplicar calor para fundir la grasa vieja que impide su funcionamiento correcto.
A base de mover repetida y constantemente la "uña", ayudándonos de un atornillador, ésta acabará por recuperar su función, que no es otra que la de enganchar en los dientes de la rueda que va tensando el cable.
Para acceder a las tripas del cambio, es necesario quitar la carcasa exterior que lo protege del polvo y lo adorna. En este caso, tratándose del cambio Shimano 100 GS, ha habido que quitar también el cable de cambio.


Maneta de cambio sin carcasa exterior. 

Con un atornillador señalando la "uña".

Rueda dentada con uña en posición abierta (bloqueada por falta de engrase). 

La flecha roja indica el movimiento natural de la uña cuando ésta funciona correctamente.


Engrasamos y con un atornillador vamos moviendo hacia adelante y hacia atrás, con paciencia. Poco a poco el muelle que da fuerza a la uña irá cumpliendo su función y hará que la uña vuelva a moverse de forma natural.

Una opción válida es calentar el eje de la uña con mucho cuidado (piezas de plástico) y engrasar. Esto hará que el calor fluidifique la grasa vieja y la pieza se mueva con soltura. 

6 comentarios:

  1. Esta bastante detallado, pero agradecería algunas fotos y vídeo quitando la maldita carcasa, no querría romperla, pero no encuentro la manera de quitarla. Cambio Shimano 100GS.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, anónimo.
      Te pido disculpas por el retraso en la contestación. Últimamente no estoy muy activo en la página y no había reparado en tu pregunta.
      No puedo decirte cómo quitar esta carcasa, pues estos cambios venían sin ella. Creo que no lleva tornillo alguno para sujetarla, por lo que no estoy seguro de cómo se quitan. Si venían sin la carcasa es probable que su anterior dueño tuviera que romperlas para acceder al interior, aunque quizás haya algún modo de hacerlo sin romperla.

      Eliminar
    2. Hola Víctor.

      Perdona mi tardanza, pero al transcurrir tanto tiempo creía que era una página inactiva. Acabo de consultar mis marcadores y recordé la consulta.

      Volviendo al tema, si tienen carcasa y no veo la forma de quitarla para poder acceder al mecanismo para limpiarlo, ya que por más aceite que le echo no hace nada, lo que quiere decir que o están más sucio que el rabo de una vaca o está roto, por eso el interés en desmontarlo.

      Gracias por tu respuesta y seguiré buscando por la red.

      (No me he planteado el cambiarlo ya que la uso muy poco y creo que no me merece la pena).

      Eliminar
  2. Hola.
    Alguna forma debe haber aunque no esté muy a la vista, desde luego. De todos modos, si te da problemas, siempre puedes cambiarlo por una palanca de esas sencillas que llevaban antes las bicis de carretera. Las hay en versión montaña por nada y menos de dinero, incluso en algún desguace de bicis que puedes encontrar en talleres sociales autogestionados, como el de Tabacalera en Madrid (si sigue funcionando, que creo que sí).

    Suerte.

    ResponderEliminar
  3. Otra forma poco ortodoxa pero eficaz es romper la carcasa y dejar el cambio como el Terminator después de haber sufrido una paliza. Todo al aire...

    ResponderEliminar
  4. Soltar la sirga del cambio, correrla hacia delante y da margen para girar la carcasa

    ResponderEliminar

Los comentarios se moderarán, no como forma de censura, sino para tener notificación de los mismos, pues no siempre el sistema me avisa de ellos y por tanto se quedan sin respuesta.
Gracias.