jueves, 12 de enero de 2012

Vacilando a las motos.


Pues sí, mi bici no iba a ser menos.
Acudí al centro a por un encargo para un compañero de trabajo y justo delante de la tienda encontré un aparcamiento que me vino de perlas.

4 comentarios:

  1. Me encanta!!! Soberbia bicicletera!! ;D

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Yo pedaleo...
    Mírala, delgadita pero con estilo...jejejeje.

    ResponderEliminar
  3. Divina tu bici que elegante cual galgo al lado de las motarronas

    ResponderEliminar
  4. Jejeje, gracias Curuma.
    Un galgo, sí, delgadita y veloz....
    Me aporta buenísimas sensaciones, como ya sabrás tú también, que montas en bici.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Los comentarios se moderarán, no como forma de censura, sino para tener notificación de los mismos, pues no siempre el sistema me avisa de ellos y por tanto se quedan sin respuesta.
Gracias.