martes, 30 de agosto de 2011

Una irrompible (Nueva donación)

Hace unas semanas, Neiel dejó un comentario en el blog para donarme una de sus bicis. En aquel momento no pude atender su donación porque tenía demasiado stock pendiente de entregar al no salir ningún demandante que necesitara una bici y le sugerí que la guardase por un tiempo hasta ver si iba colocando las que tenía. 
En pocos días, y por sorpresa, fueron solicitándome bicis y de la noche a la mañana me quedé sin ninguna.
Solicité entonces la bici a Neiel, pero no tenía forma de contacto y lo hice a través del blog para ver si ella lo leía...y así fue.
Hace pocos días me contestó diciendo que aún la tenía y que podría recogerla cuando quisiera.

Esta mañana sin falta he ido a por ella.

Es una fantástica bici de aquellas irrompibles, con cuadro, platos y llantas todo de hierro. Las llantas son de pared simple en excelente estado, bielas y tija del sillín de aluminio (la tija es de una sola pieza como la que llevan las bicis modernas), frenos cantilever con las zapatas nuevas, un eje rápido y otro de tuerca, 18 velocidades,  y cambio Shimano SIS, que no por ser el más básico de la gama deja de funcionar a la perfección como así he podido comprobar.
Las manetas del cambio son de las de aquella época. Una manivela que se acciona con el dedo pulgar. En el caso de la maneta de los cambios de piñón existe la posibilidad de accionarla o bien de forma intuitiva o bien de forma sincronizada (un clic, un piñón). Sólo hay que poner un resorte que lleva en la posición deseada.

La bicicleta se encuentra en muy buen estado y sólo hay que cambiar las cubiertas por otras debido al desgaste que presentan los flancos en contraposición con la banda de rodadura que está nueva. Esto es a causa de haber estado mucho tiempo parada, dañándose la parte más débil de la cubierta.
Además hay que cambiar el cable de freno delantero pues el que tiene no es el adecuado y no engancha bien en el pivotante de la maneta de freno, por lo que corre el riesgo de salirse.
Una limpieza y un engrase como remate final y ya estará lista para la entrega. 
La pintura del cuadro está impoluta y sólo hace falta un pequeño retoque con pincel en la zona de las vainas que está mínimamente salpicada.

En definitiva, una bici que ha sido bien cuidada.

Gracias, Neiel, Raúl, por haber hecho esta donación.
Pronto estará en manos de alguien que la ha solicitado por necesidad para moverse al trabajo y que por motivos económicos ha tenido que prescindir del Abono Transporte para reducir gastos.











2 comentarios:

  1. Qué ilusión me hace verla! además, tal y como lo cuentas, en vez de una "antigualla" parece un último modelo!
    Me alegro mucho de que alguien le vaya a dar un buen uso, ya que con los buenos ratos que me ha hecho pasar, me daba mucha pena pensar que acabaría en una chatarrería!
    Un abrazo enorme! ^_^

    ResponderEliminar
  2. Hola, Neiel.
    Era un último modelo en su época y de buena calidad.
    No me ha dado apenas trabajo y ha sido muy fácil ajustarla. Se nota que ha sido bien cuidada.
    Muchas gracias por tu donación, pues para que esto salga adelante se necesita gente como tú que piense en los demás a la hora de deshacerse de las cosas.
    Le mandé unas fotos al receptor (en este caso receptora), y le ha encantado. Está deseando usarla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Los comentarios se moderarán, no como forma de censura, sino para tener notificación de los mismos, pues no siempre el sistema me avisa de ellos y por tanto se quedan sin respuesta.
Gracias.