viernes, 29 de julio de 2011

Nico

Tal como convenimos y en el lugar acordado, a las 12 del mediodía se hizo entrega de la mercancía. No era una mercancía de excelente calidad, pero más que de sobra para los fines a los que iba a ser destinado.
Se trata de un producto que puede provocar alegría inesperada, situaciones de optimismo poco comunes y otros efectos alucinógenos por el estilo.

No, no es coca. Es una bici.
La bici que donaron Esteban y Soledad. Aquella Shimano azul.

Pues nada, Nico, un chico en paro que ya tiene su bici y espero que la disfrute.

martes, 19 de julio de 2011

¿Cansados de las cuestas?

Si te echa para atrás coger la bici porque las cuestas se te hacen insufribles, ya no hay de qué preocuparse.
Hasta ahora existían las convencionales bicicletas eléctricas, con una batería enorme que había que llevar en la parrilla trasera y cuyo peso oscila entre 17 y 26 kilos. Además, todos sabían que llevabas una bici eléctrica y si querías pegarles una pasada a los que iban subiendo, aquello no tenía demasiado mérito.

Con este nuevo sistema que a continuación os presento, no es que tengáis más mérito al subir las cuestas adelantando a otros ciclistas. Lo que ocurre es que podéis pasarlos sin que sepan que lleváis una bici eléctrica o trucada.

El nuevo sistema consta de un motor de apenas 900 gramos que va insertado en el interior del tubo del cuadro, justo debajo del asiento. Mediante unos rodamientos transmite la fuerza del motor al eje del pedalier. Podemos activarlo desde el manillar con un simple botón y lleva su indicador de carga.
La batería va alojada en el bolso porta herramientas del sillín y no se ve.
Este sistema aporta 200 vatios de potencia extra y viene a durar entre 45 minutos y 1 hora y media dependiendo del esfuerzo que hagamos nosotros en combinación con el motor.

Así que, si alguien no muy atlético os pasa en una subida a una velocidad sospechosa, quizás lleve la bicicleta trucada con este sistema.

Personalmente trabajaré en un sistema de desionización dicroica por fotones inducidos para mediante frecuencia iónica anular el dispositivo eléctrico de cualquier bici que me adelante en una cuesta.
¡Faltaría más! ¡Un ciclista haciendo trampas!

Por mi parte, insisto en llegar hasta donde nuestro esfuerzo nos lo permita y disfrutar con ello. Lo demás es engañarse. Si vamos a hacer deporte, hacemos deporte, ¡coño! y si no, nos quedamos en casa dándole al mando de la tele.


domingo, 17 de julio de 2011

Los Bicifindes de enbicipormadrid.es


Una iniciativa de enbicipormadrid.es que trata de ayudar a aquellas personas que lo deseen a acudir a sus trabajos en bicicleta en Madrid. Villarramblas, MiguelS, Aalto, Martingala y Miguel Angel son los guías que te acompañarán.
Compartirán contigo el  recorrido más adecuado a tu trabajo, el más directo pero también el más acertado para poder hacerlo en bicicleta. Ellos estudian la ruta días antes y sólo tienes que quedar con ellos una mañana del fin de semana y además de ir contigo te darán consejos útiles acerca de cómo debes circular en ciudad para disfrutar e ir seguro.
He acudido con ellos a uno de estos Bicifindes y la impresión ha sido más que buena.
Son un grupo de personas implicadas desde hace tiempo en la implantación racional y pacífica de la bicicleta en nuestra ciudad.
Si quieres ir al trabajo en bicicleta y no te atreves o crees que es imposible o simplemente quieres probar a ver qué tal, ponte en contacto con ellos en biciviernes@espormadrid.es  y estarán encantados de diseñarte una ruta adecuada.
¡¡Es gratis!!

Aquí tienes algunos relatos de participantes de los Bicifindes.

viernes, 15 de julio de 2011

Nathan "dos bicis" y Esther.

Bien podría llamarse Nathan "dos pistolas", porque este chico joven ha donado ya dos bicicletas y además es americano. Habla y escribe el español a la perfección.

La bicicleta es una BH con cierto aire retro, de carreras-urbana y de talla grande. Sólo decir que yo mido 1'62 y si me pongo de pie sobre la barra, tengo que ponerme de puntillas para evitar aplastarme las bolillas.
Tiene un concepto minimalista. Un solo piñón libre, color amarillo huevo, manillar en una posición curiosa, y bastante básica pero destinada a cumplir a la perfección su función.
Tiene una avería en el pedalier, pero creo que podré solventarla dedicándole algo de tiempo.

Esther es una chica joven de Madrid que me ha entregado su bici de montaña. Ella tiene una mejor que le han regalado. Es una bici sencilla pero está nueva a salvo de algún componente oxidado por la falta de uso. Tiene 18 velocidades, frenos en v-brake, cambios giratorios en puño, suspensión delantera. De pintura está impecable y las cubiertas sin uso y en muy buen estado.
En general la bici está nueva y en perfecto estado de uso. Un engrase y una puesta a punto y espero que salga a rular pronto por ahí. 

Muchas gracias a Nathan y a Esther.

Bici donada por Nathan:





Bicicleta donada por Esther:





lunes, 4 de julio de 2011

La bici de Rafa (nueva donación).

El caso de Rafa es uno de esos de generosidad en toda regla.
Hace un mes y medio aproximadamente se puso en contacto conmigo porque necesitaba una bici adecuada a su talla. La que tenía era pequeña.
No pude ofrecerle una principalmente porque el proyecto Ciclolística está enfocado a personas que no dispongan de bici y que estén en paro o situación económica precaria.
Las personas que las donan, lo hacen con esa intención.

Así que ahí quedó la cosa.

Hace muy pocos días Rafa se puso de nuevo en contacto conmigo pero esta vez para decirme que tenía una bici para mí. Es decir, pasó de pedirme una bici a ofrecerme una. Algo realmente definitorio de la persona que estoy hablando.

Ya tenía otra que le habían facilitado y decidió donar la que le sobraba.
Su nueva bici (que para nada era nueva) se encontraba algo deteriorada, pero era de buena calidad. Se trata de una BH TOP LINE en aluminio, con cambios Altus y frenos cantilever que requería una reparación a fondo de todo el sistema de cambio, pues algunos elementos estaban partidos y muy deteriorados. Por lo demás, la pintura, eje de pedalier, yantas y zapatas de freno se encontraban en buen estado a espera de algún pequeño y rápido ajuste.

Después de proceder a una puesta a punto necesaria, él me entregó la vieja.

Es una bici muy básica y aún no me explico cómo podía montar en ella, pues el conjunto de platos y bielas no se encuentra en buen estado que digamos. Los frenos apenas cumplen su función y llevaba tan alta la tija del sillín que a punto estaba de salirse...y es que...¡¡cuando se quiere montar en bici, SE MONTA!!
Y no hay excusas que valgan.

Con un poco de tiempo y ganas, no hay nada que no se pueda reparar y quedará en perfecto estado de uso.

No hay más que ver a Rafa para darse cuenta de que es muy buena gente.

Muchas gracias, Rafa, por tu donación.

Por cierto, la bicicleta lleva cuernos en el manillar, lo que significa que ha sido víctima de algún engaño por parte de su bicicleto.

Fotos de la bici donada.