viernes, 24 de junio de 2011

Tengo una bici para ti, pero tengo otra que...

Últimamente he recibido tres ofertas de bicis para regalar, cuyos dueños tenían problemas mecánicos con las bicicletas que usan habitualmente.
Tengo una bici para ti, pero tengo otra que...necesita arreglos y yo no entiendo mucho.

Me parece una actitud fenomenal la de cambiar una cosa por otra. Ellos me dan una bici que no usan o que está vieja y abandonada y a cambio yo les ayudo en la reparación de la suya.
De este modo todos nos beneficiamos en diferentes aspectos y sin que haya dinero tiranizador de por medio. Sólo voluntad y ganas de hacer algo por los demás.

Yo obtengo un enorme beneficio interior.

¡Muchas gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios se moderarán, no como forma de censura, sino para tener notificación de los mismos, pues no siempre el sistema me avisa de ellos y por tanto se quedan sin respuesta.
Gracias.