domingo, 12 de junio de 2011

Extraer puños de bicicleta.

A veces necesitamos cambiar los puños del manillar de la bicicleta, bien porque estén desgastados, bien porque necesitamos unos que amortigüen más o bien porque los que tiene la bici los necesitamos para hacernos un collar.
No es fácil sacarlos tirando. Más bien es imposible y podemos hacer toda la fuerza del mundo que lo más probable es que acabemos haciéndonos daño. Otra opción es cortarlos con un cúter, pero quedarían inservibles para usarlos como respuesto y podríamos cortarnos o dañar la pintura del manillar.

La solución es muy sencilla.
Sólo hay que hacerse con una jeringuilla de esas de inyectar insulina o de extraer sangre. La que tenéis por ahí tirada y que teníais pensado utilizar para eliminar a vuestra suegra puede servir.
Necesitaréis también un bote de alcohol. No vale White Label o como se diga.
Con la jeringuilla extraéis un poco de alcohol y lo inyectáis pinchando el puño (el del manillar, no el vuestro).
Le giráis un poquito y enseguida veréis la facilidad con la que sale.
Apenas hay que hacer esfuerzo alguno. 
Para introducir los nuevos puños hay que realizar el mismo proceso, salvo que la jeringuilla ya no es necesaria. Echáis un poquito de alcohol dentro del manguito y lo ponéis con absoluta facilidad. Una vez que el alcohol se haya evaporado, quedará totalmente ajustado y sellado.

Bueno, os dejo unas fotos para que podáis ver el proceso.



2 comentarios:

  1. Jo, no lo sabía... las cosas que se aprenden. Curioso.

    ResponderEliminar
  2. La idea surgió de la pelea que tenía con ellos para sacarlos....alguno llegué a romper. Al principio les metía el alcohol apalancando con un destornillador, pero mucho mejor la jeringuilla del doctor Muerte.

    ResponderEliminar

Los comentarios se moderarán, no como forma de censura, sino para tener notificación de los mismos, pues no siempre el sistema me avisa de ellos y por tanto se quedan sin respuesta.
Gracias.