sábado, 25 de junio de 2011

Acortar cadena de bici con tronchacadenas.

En este caso vamos a acortar una cadena de bici.
Se trata de la bicicleta Shimano que donaron Soledad y Esteban.
Tiene 18 velocidades, es decir, tres platos (delanteros) y seis piñones (traseros).
No es aconsejable utilizar todas las velocidades, pues ello conllevaría llevar la cadena cruzada en algunas ocasiones, lo que genera un desgaste prematuro del sistema de transmisión y por otro lado no es la forma más natural de trabajar del cambio. A pesar de eso, la bicicleta viene preparada para poder trabajar con todas las combinaciones y a la hora de ajustar el sistema de transmisión y cambio es necesario hacer pasar la cadena por todos los piñones y platos y ver que en todos ellos el mecanismo funciona a la perfección.

En la bicicleta que tratamos, al poner el piñón más pequeño y el plato más pequeño (cadena totalmente cruzada), comprobamos que al estar la cadena en la posición más destensada, en la zona del desviador trasero la cadena roza provocando no pocos ruidos y un pésimo funcionamiento.
La forma de eliminar este problema es quitar dos o tres eslabones.

La cadena roza al quedar el conjunto sin tensión.


Para ello necesitaremos dos cosas fundamentales.
Una es el tronchacadenas y la otra es la bicicleta...(obvio, sin bici no se puede hacer).
Ah, y una cámara de fotos o de vídeo si es que queréis engordar vuestro ego enseñándole luego lo que habéis hecho a vuestro perro o a vuestros amigos.

No es que el tronchacadenas sea absolutamente imprescindible, pues se puede realizar con otros medios, pero nos resultaría una obra de chinos y es mejor no aventurarse en ello. Lo digo por experiencia, pues hace años, en una zona perdida de la montaña, la cadena se rompió y tuve que volver a unirla a base de pedradas. Menos mal que llevaba bulones y eslabones de repuesto...

Tronchacadenas.
El tronchacadenas consta de una base sobre la que se asienta uno de los eslabones y un émbolo que girándolo va empujando el bulón hasta que lo saca (no sacarlo del todo -peligro-).
El bulón no debe ser extraído del todo, pues sino, luego para volverlo a meter las pasaremos canutas. Hay que sacarlo lo suficiente para que nos permita extraer los eslabones y no más.

Acoplamos en la base de uno de los eslabones y giramos en el sentido de las agujas del reloj para que el émbolo empuje el bulón.

Aquí podemos ver cómo el bulón no ha salido del todo. Mano izquierda.


Posteriormente realizamos el mismo procedimiento unos eslabones más adelante (2-3, los que necesitemos) y esta vez sí que sacamos el bulón, pues el que dejamos antes a medio sacar es el que nos servirá para empalmar la cadena una vez cortada.

Una vez retirado el trozo que no nos sirve, volvemos a enlazar la cadena haciendo uso del tronchacadenas, pero esta vez para unir y empujar el bulón para que quede sellado.

Aquí podemos ver cómo ahora la cadena ya no roza y queda un espacio prudencial para cuando excepcionalmente deseemos hacer uso de esa combinación. Comparando la primera foto con la última podéis ver la diferencia. 


Es necesario tener cuidado al quitar eslabones, pues podría pasarnos que al usar la combinación de platos y piñones opuesta (plato grande, piñón pequeño) nos quedásemos sin cadena y ésta quedara con tal tensión que sería imposible circular. En este caso, con quitar dos eslabones ha sido suficiente para que el mecanismo funcione perfectamente.

¿Hay otra forma de solucionar este problema?
SÍ. Seguro que la hay, pero a mí me gusta esta.

Gracias por ayudarme.
¡A lavarse las manos!

viernes, 24 de junio de 2011

Tengo una bici para ti, pero tengo otra que...

Últimamente he recibido tres ofertas de bicis para regalar, cuyos dueños tenían problemas mecánicos con las bicicletas que usan habitualmente.
Tengo una bici para ti, pero tengo otra que...necesita arreglos y yo no entiendo mucho.

Me parece una actitud fenomenal la de cambiar una cosa por otra. Ellos me dan una bici que no usan o que está vieja y abandonada y a cambio yo les ayudo en la reparación de la suya.
De este modo todos nos beneficiamos en diferentes aspectos y sin que haya dinero tiranizador de por medio. Sólo voluntad y ganas de hacer algo por los demás.

Yo obtengo un enorme beneficio interior.

¡Muchas gracias!

martes, 21 de junio de 2011

Kiara y Azahara, más ciclolísticas.

Así se llaman las dos nuevas bicis puestas en circulación y así se llaman sus dueñas.
Kiara es una niña de 4 años cuyos padres están en paro y apenas reciben una mínima pensión.
La niña estaba ansiosa por coger la bici y como ya se lo sabía, no hacía otra cosa que preguntar a su padre por ella...
Encantado de haber colaborado a su felicidad.

Azahara es una chica joven y aunque sobradamente preparada actualmente está en paro y también ha agradecido mucho poder tener una bici.

La microbici (de Marisol y Jesús) apenas ha necesitado una limpieza, un engrase, ruedines y cambio de puños.
Y la bici de Azahara, que fue donada por Mª Angeles (de planificatusviajes.com y http://lasbicicletassonparanosotras.blogspot.com/, entre otros) sólo ha requerido de una limpieza, engrase, ajuste de frenos y cambios y sustitución del sillín, que aunque estaba en perfecto estado, era demasiado duro.

Pues nada, una bici pequeñita para una mujercita y una bici grande para toda una mujer.

Gracias a los donantes, Mª Angeles, Marisol y Jesús.






miércoles, 15 de junio de 2011

Nueva donación bicicleta Shimano.

Ayer recibí una nueva bicicleta.
La donaron Soledad y Esteban, una pareja del barrio del Ensanche de Vallecas.
Tenían pensado comprarse una bici nueva, así que ésta les sobraba y decidieron donarla para alguien que la necesitara.

Es una bicicleta marca Shimano en buen estado de uso y la pintura está impoluta. Es una BTT antigua, con frenos cantilever, 18 velocidades y cambio básico SIS, cubiertas nuevas a estrenar. De color azul oscuro. Talla pequeña-mediana.

Apenas requiere algo de limpieza, ajuste de cambios y frenos y poco más....en principio.

Muchas gracias por vuestra donación, Esteban, Soledad.

Algunas fotos:







domingo, 12 de junio de 2011

Extraer puños de bicicleta.

A veces necesitamos cambiar los puños del manillar de la bicicleta, bien porque estén desgastados, bien porque necesitamos unos que amortigüen más o bien porque los que tiene la bici los necesitamos para hacernos un collar.
No es fácil sacarlos tirando. Más bien es imposible y podemos hacer toda la fuerza del mundo que lo más probable es que acabemos haciéndonos daño. Otra opción es cortarlos con un cúter, pero quedarían inservibles para usarlos como respuesto y podríamos cortarnos o dañar la pintura del manillar.

La solución es muy sencilla.
Sólo hay que hacerse con una jeringuilla de esas de inyectar insulina o de extraer sangre. La que tenéis por ahí tirada y que teníais pensado utilizar para eliminar a vuestra suegra puede servir.
Necesitaréis también un bote de alcohol. No vale White Label o como se diga.
Con la jeringuilla extraéis un poco de alcohol y lo inyectáis pinchando el puño (el del manillar, no el vuestro).
Le giráis un poquito y enseguida veréis la facilidad con la que sale.
Apenas hay que hacer esfuerzo alguno. 
Para introducir los nuevos puños hay que realizar el mismo proceso, salvo que la jeringuilla ya no es necesaria. Echáis un poquito de alcohol dentro del manguito y lo ponéis con absoluta facilidad. Una vez que el alcohol se haya evaporado, quedará totalmente ajustado y sellado.

Bueno, os dejo unas fotos para que podáis ver el proceso.



viernes, 10 de junio de 2011

Una bicicleta para Nina.

La bicicleta que hace días donó Alejandro, ha sido entregada esta misma mañana.
Su receptora se llama Nina del barrio de Embajadores-Lavapiés (Madrid) y reunía las condiciones para ser receptora de la bici.

Esta bici tenía el buje trasero partido, además de algunas cosas deterioradas que han podido ser reparadas.
La bicicleta ha estado durante este tiempo en espera de recibir un nuevo eje que por fin ha llegado de mano de una bici para desguace. Ha quedado en perfecto estado de uso, con timbre y cesta. Ahí es ná. Es algo pesada, en concreto 18'100 kgs, pero a su dueña no le ha importado.
Yo mismo me he dado unas vueltas con ella y me ha gustado mucho por su fiabilidad. Además es de la talla adecuada para personas bajitas como yo.

El nombre de la bicicleta por expreso deseo de su donante, es ISLA DE LEÓN, al que yo he añadido por deseo de su receptora el nombre de NINA y que ha quedado grabado en el buje trasero con unos troqueles al efecto que eran de mi abuelo.

Espero que la disfrute y pueda sacarle partido.

Gracias a Alejandro una nueva bici que estaba desahuciada ya está rodando por Madrid.

Las reparaciones llevadas a cabo han sido las siguientes:

Desmontaje, limpieza y engrase de todos los ejes.
Ajuste de frenos y equilibrado de ruedas.
Reparación del asiento (despegado).
Reparación de la cesta. Elementos de sujección estropeados.
Cambio del eje trasero (partido).
Cambio de la cubierta trasera. Estaba cuarteada por el tiempo.


miércoles, 1 de junio de 2011

Jon y Nathan.

Ellos han sido los siguientes donantes de bicis.
Ayer acudí a las 18:00 al barrio de Bilbao de Madrid donde vive Nathan. Él es un habitual de la bicicleta urbana y pude ver su bici dispuesta a la entrada para salir pitando en cualquier momento. Allí tenía también una bici de montaña totalmente desmontada para mí.  Es una bicicleta básica y sencilla a la que le faltan pequeñas cosas. Esta bicicleta, al tratarse de una bicicleta de baja gama y estar desmontada, he pensado que me va a venir muy bien para utilizarla como desguace, pues tengo otras bicis de una calidad muy aceptable que requieren de piezas.
Muchas gracias, Nathan, por donarme la bici desinteresadamente.

De ahí salí hacia la glorieta de Atocha. Subí a casa de Jon, que también es un habitual de la bici urbana) y me llevó hasta el balcón donde estaba la bici que me iba a donar (no penséis mal; me llevó al balcón sólo para darme la bici). Al parecer llevaba allí mucho tiempo y él se la encontró ahí cuando fue a vivir. Me presentó a su compañero de piso y estuvimos charlando durante un buen rato acerca del tema de la bicicleta (podríamos haber hablado de la vida secreta de la hormiga roja, pero no, hablamos de la bicicleta).
La biciclota es una ¡BH TOP LINE! Vamos, lo mejor de lo mejor en su tiempo. Mi hermana tiene una igual y a mí me dió una "envidia de muerte" al vérsela.
Es una buena bici, pero al estar a la interperie tiene la cadena oxidada, una de las cubiertas podrida, los cambios no funcionan (falta de grasa y agarrotamiento pero se puede arreglar con limpieza y engrase) y el manillar está doblado y algo oxidado quizá de alguna caída y le falta algún cable de freno...
Es por eso que voy a emplear la bici de Nathan para recuperar la de Jon...

Una vez recogidas las bicis me pasé por Puerta de Toledo para entregarle a David su bicicleta de carretera.

Muchas gracias por vuestras donaciones.
Tardaré un tiempo en ponerlas en marcha, pero en cuanto lo consiga, lo publicitaré aquí.

Fotos: