lunes, 30 de mayo de 2011

Papá bici y sus dos retoños (nueva donación).

Esta vez son tres bicicletas. Una de carretera de la talla grande y otras dos pequeñitas, una de ellas, muy pequeñita.
Marisol y Jesús me enviaron un mail hace unos días para darme estas bicis que ya no usaban. De hecho llevaban años paradas y no encontraban a nadie que las quisiera. Hoy me pasé a recogerlas.

La grande, una BH de carreras, tiene aproximadamente 20 años, según me comentó Jesús. Está en muy buen estado de pintura y mecánica. Sólo requiere una limpieza y cambiarle las cubiertas, pues están cuarteadas por el tiempo y la falta de uso. Otros componentes de goma, como son los manguitos de las manetas frenos, también están picados y rajados, pero son accesorios perfectamente prescindibles. Los ejes son de cierre rápido y la verdad es que con poquísimo entretenimiento puede estar en funcionamiento en breve.
Ya tiene dueño. Se trata de David, un chico habitual de la bicicleta y comprometido con su uso en ciudad y que le sacará buen provecho para moverse por las calles de Madrid. Espero que la disfrute.

Las otras bicicletas pequeñas son de niño, una de ellas casi de bebé.  Están en buen estado, aunque a cada una de ellas le falta algún componente importante. Una carece de freno trasero y maneta de freno y la otra no tiene protege cadenas (si un nene mete un dedito...), así que creo que voy a recomponer una con las piezas de la otra. Además, ando falto de repuestos  y a pesar de ser bicicletas pequeñas, algunas cosas, como por ejemplo un eje de la rueda trasera, probablemente me servirá para recomponer la bici que donó hace días Alejandro. Ya veremos si consigo adaptarlo.
La bicicleta pequeña que salga de esta recomposición también tiene dueño. Se trata de una niña pequeña de 3 años que siempre anda pidiendo una bici, pero cuyo padre no puede permitirse ese gasto.

Como regalo añadido, también me dieron unos ruedines y dos cámaras de bicicleta de montaña en buen estado.
Muchas gracias a Marisol y a Jesús por este detalle.
Alguien las aprovechará.

Algunas fotos.








sábado, 28 de mayo de 2011

Esparciendo semillas en bicicleta.

Gracioso, simpático, cachondo.
Se trata de un tubo de escape que va instalado en las bicicletas y en cuyo interior hay agua, un jabón vegetal natural y unas semillas. Al pedalear se generan unas pompas de jabón dentro de las cuales van las semillas. Así, éstas se van esparciendo y germinarán en las grietas del asfalto, de las aceras o donde encuentren un hueco con un poquito de tierra y humedad.

El invento se denomina Bloom y su creador se inspiró en las plantas de diente de león, esos pelusos que soplamos y cuyas semillitas amparadas por un miniparaguas de pelillos salen volando a parar usted sabe dónde.

Ha sido diseñado y parido por Society Creative.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Dos nuevas donaciones para la Ciclolística.

Ayer acudí a recoger dos bicicletas más que sus dueños no usaban y que generosamente decidieron donar para personas con escasos recursos económicos.
Se trata de dos bicicletas totalmente diferentes.

1ª BICICLETA. Fue donada por Mª Angeles que vive en el barrio de Carabanchel (Madrid). Es una bicicleta de montaña de la marca Mentor en muy buen estado de conservación, equipada con Shimano Altus, Acera y Alivio. Los frenos son del tipo cantilever con las palancas de aluminio (generalmente son de plástico), tiene su portabotellas y sus catadióptricos correspondientes. La bicicleta se la regaló su padre cuando tenía 15 años y lo cierto es que creo que la había tomado cariño. ¡Glubb!, me empiezo a sentir como un agente del juzgado ejecutando una sentencia judicial de embargo... Hasta el último momento le ofrecí la posibilidad de renunciar al compromiso de entregármela, pues entiendo que se trata de un regalo y cuesta deshacerse de esas cosas, pero me dijo que lo tenía claro, que si la iba a usar alguien, mejor que me la llevara antes de que se quedase en el trastero.
Mª Angeles se mueve en bici, una de carretera y también en una de montaña para los momentos de esparcimiento. Vamos, es una habitual de la bicicleta.

Te agradezco mucho el detalle, Mª Angeles.
Espero encontrar para ella un dueño que la merezca.

Un abrazo.



2ª BICICLETA. En la Puerta de Toledo me estaba esperando ayer por la tarde David, que estaba al lado de una maravilla de museo. La bicicleta es de la marca Otero y es realmente antigua. A él se la dio un amigo, pero al no poder usarla por ser pequeña para él, decidió entregármela. A cambio le prometí que si me llega una bici de su talla, se la regalaría simplemente por premiar su actitud desinteresada y desprendida.
La bici está algo deteriorada y yo no puedo gastarme mucho dinero en restaurarla, pero si el dueño al que vaya dirigida es capaz de dejarla presentable, tiene una verdadera joya clásica. Todos los detalles que presenta están hechos en metal. Desde unas pequeñas abrazaderas decoradas para sujetar los cables hasta un curioso portabotellas único con una abrazadera regulable. Los tornillos que sujetan las ruedas al cuadro son unas palometas antiguas de la marca BH. Los cambios son Triplex y por ahora no funcionan, pues están oxidados. A ver si con paciencia...
El asiento es de cuero, y aunque está algo cuarteado, quizá con un lijado y algo de hidratación...ya veremos.



Tanto Mª Angeles como David me hicieron sentir de maravilla, algo que también pudo corroborar una amiga que vino conmigo y que quería participar de la recogida. Son personas excelentes comprometidas con el uso de la bicicleta en la ciudad, muy dialogantes y desprendidas.
Muchas gracias a los dos.
En cuanto tenga dueño para sus bicis, me pondré en contacto con ellos para facilitarles el correo de los destinatarios y que puedan intercambiar alguna opinión si lo desean.

P.D.: Últimamente he recibido bastantes ofertas de bicicletas (algunas de ellas de otros puntos de España) a causa de que esta iniciativa ha sido publicada como noticia en varios periódicos digitales (no tuve ni idea hasta ayer). Son bicicletas que están en desuso en los trasteros y cuyos dueños han decido entregarlas para su aprovechamiento como medio de transporte en la ciudad por personas en situación económica precaria. Para mí esto es un hobby, además de una labor social que me gusta y me entretiene, pero por desgracia estoy solo en esto (hay que concertar citas y desplazarse, hay que limpiar las bicis, repararlas, buscarles dueño, etc, etc y sólo dispongo de mi trastero), así que de momento les estoy pidiendo a los donantes que las sigan manteniendo en sus casas hasta que pueda ir recogiéndolas y buscándoles destino. Atiendo principalmente recogidas en los municipios del área metropolitana de Madrid y capital. En algunos casos, y dependiendo del volumen y necesidades, quizás tarde en recogerlas, así que recomiendo a las personas que tengan bicis ocupando sitio y sin usar, que si lo desean las entreguen en sitios donde la gente pueda recogerlas y darles un uso (iglesias, ong's, centros de servicios sociales, centros de barrio, etc, etc...).Todo menos tirarlas a la basura o dejar que se pudran en un cuarto oscuro.
 
De ninguna manera pretendo ser el garante de esta iniciativa y animo a todo aquel que lo desee a unirse a ella. La cuestión es sacarlas por la ciudad para hacer de ésta un lugar más habitable y amable.

Mi idea habría sido enviarlas a países donde las necesitasen. En África muchas personas tienen que recorrer kilómetros diariamente para recoger unos litros de agua y una bicicleta les serviría de mucho, pero los trámites burocráticos y los aranceles son tan excesivos que no compensa de ninguna manera.
Ruego a estas personas que me disculpen por mi incapacidad para atender todas las entregas, pues desconocía la trascendencia que podría tener esta humilde iniciativa.
Sin duda estoy realmente contento de ver la generosidad de la gente. Ojalá el mundo esté cambiando de verdad...

Y dicho esto, a continuación pongo unas fotos de las bicis de Mª Angeles y David.

Bici donada por Mª Angeles:





Bici donada por David:










martes, 24 de mayo de 2011

Antirrobos para bicis.

A menudo, los que usamos la bicicleta como medio de transporte por la ciudad, nos vemos en la obligación de protegerla contra los robos mientras la dejamos aparcada en la calle.
Lo normal, si quieres tenerla segura, sería llevar un candado tipo cable para sujetar el sillín al cuadro y que no se lo lleven, otro candado más fuerte tipo "U" o Abus de acero cimentado para sujetar el cuadro y la rueda trasera a algún elemento del entramado urbano, y finalmente otro candado tipo "U" para sujetar la rueda delantera. Es decir, y no es tontería, tres candados, pues no sería raro encontrarnos con que se nos han llevado la rueda delantera o el sillín, cuando no la bici entera.
Pero...existen otros métodos para evitar llevar tanto candado y el consiguiente gasto que ello implica (un candado tipo "U" puede costar unos 45 euros, uno de cable unos 10 euros y uno de acero cimentado unos 65 euros). Se trata de sustituir los cierres rápidos de las ruedas y el sillín por unos cierres más complicados de abrir.
En el mercado existen unos kits que incluyen cierres para las dos ruedas y el sillín por unos 12 euros y que son bastante más complicados de abrir para los cacos, aunque claro está, si se ponen a ello, lo consiguen. La cuestión es ponérselo lo más difícil posible para que no les compense.

Se trata de unos cierres especiales que han sustituido a la palanca de cierre rápido por unas tuercas internas que no pueden ser abiertas con una llave allen. Para ello disponemos de una llavecita con un tornillito interno que primero hay que roscar y luego girar. Es bastante más complicado de abrir para un caco y a nosotros no nos supone demasiado tiempo con respecto al otro sistema.

Pongo unas fotos.

Sistema de cierre rápido convencional para rueda.

Sistema de cierre con antirrobo para rueda.

Una vez colocado.

Sistema de cierre antirrobo para sillín.

A la hora de colocarlo, los muelles deben ir con la parte más estrecha hacia el interior.

Primero giramos la ruedecita exterior atornillándola y luego apretamos con la palanca.

jueves, 19 de mayo de 2011

Bicicleta y ciudad.

Usar la bicicleta como medio de transporte no está relacionado con el nivel adquisitivo, ni con el tiempo, ni con otro tipo de motivación o excusa que queramos buscar. Es simplemente un medio amable para transformar nuestras ciudades en espacios mucho más habitables y acordes a formas de vida más sanas y felices. Es cuestión de probar y la convicción aparece como por arte de magia.
Usando la bici en ciudad somos más conscientes del espacio que se desarrolla a nuestro alrededor y nos mostramos más abiertos y participativos.
Sólo aumentando la masa de ciclistas en una ciudad como Madrid, en ocasiones con un tráfico agresivo, es como conseguiremos ir cambiando la tendencia.
Únete y no cejes en el empeño.

El vídeo mostrado a continuación es significativo.
Silenciad el reproductor de música a la derecha de la pantalla.

2ª donación para la Ciclolística. Alejandro Bejarano.

Ayer, después de la entrega a Pepe de la Pepa, me pasé por la zona de Plaza de Castilla (Madrid). Alejandro me había llamado para darme una bici que no usaba. Es ciclista urbano habitual además de informático y participa en la página enbicipormadrid.es donde conoció esta iniciativa. La bici es una Boomerang de doble suspensión.
Le vi aparecer en su bicicleta (una Nishiki de 28 pulgadas negra) con una sonrisa y me dió un fuerte apretón de manos (eso dice mucho de las personas). Esa enorme sonrisa me hizo sentir de maravilla durante el tiempo que estuvimos charlando e intercambiando opiniones, a la par que hablabamos del estado de su bicicleta, la que él usa, pues tenía algunos pequeños defectos de ajuste. Como buen ciclista, él quería aprender y arreglarlo él mismo, así que sólo observamos y comentamos aquellos puntos que requerían intervención.

La bicicleta Boomerang presenta una avería en el eje del cierre rápido trasero, que está partido y que probablemente habrá afectado a los rodamientos internos, pero que puede ser solucionado dedicándole tiempo. ¡No es problema!

Hay que hacerle algunas pequeñas reparaciones pero la bici está muy bien. Yo mismo bajé montado en ella desde Plaza de Castilla hasta Atocha, pasando por Sol y ¡¡me resultó muy cómoda!! Además tiene una cesta donde poner las cosas que utilicé para poner el chubasquero, el móvil, un sofá, una radio, un cuadro de Velázquez, un lavabo, el motor de un tanque de la Segunda Guerra Mundial, etc, etc.

Muchas gracias, Alejandro y también a enbicipormadrid.es por publicitar la idea.
En realidad, la Ciclolística no funciona si no hay bicis que sean donadas.

En cuanto la ponga en funcionamiento y haga entrega de ella, hago una nueva entrada.
Una nueva bici que dejará de estar metida en el trastero.
El nombre de esta bici será ISLA DE LEÓN, por petición de Alejandro, pues tiene un significado especial para él.

Un saludo.

2ª Ciclolística

Se trata de mi primera bicicleta de montaña. La compré de segunda mano cuando tenía 22 años y hoy, con 39, ha pasado a manos de este proyecto de reciclaje, puesta en marcha y entrega.
La bicicleta presentaba un aspecto deplorable de pintura, por lo que hubo que lijarla, pintarla y darle una laca protectora. Para ello la desmonté pieza por pieza y procedí a pintar el cuadro.
De mecánica estaba perfecta, salvo pequeños ajustes y algún que otro desgaste normal del tiempo.
El cambio y las manetas de freno son Shimano 200GS (ahí podéis ver una imagen). Un cambio rápido y muy intuitivo que consta cada uno de dos pulsadores contiguos y muy eficaces. Se trata de un grupo antiguo, pero no por ello de baja calidad. Todo lo contrario. Los frenos son del tipo cantilever. No tan efectivos como los V-Brake o los de disco, pero son los que siempre se usaron y con ellos me he tirado por la montaña madrileña...¡¡¡y estoy vivo!!!
Ayer fue entregada a Pepe, un chaval muy majo al que le robaron la suya y que actualmente no podía comprarse otra. Él la usaba como forma de transporte por Madrid. Lo que más me asombró fue el enorme abrazo que me dió de forma espontánea y es que...esa fue la mejor recompensa.
Pepe, espero que te dé buen resultado.
Muchas gracias por tu sencillez y agradecimiento.

Como no podía ser de otro modo, la bicicleta salió con el nombre de Pepa.

jueves, 5 de mayo de 2011

Por eso la elijo.

Silenciad el reproductor de música a la derecha de la pantalla.


Porque en ella subido siento el viento.
Porque a su ritmo mis sentidos se llenan de la realidad que quiero construir.
Porque es una bella manera de encauzar mi energía básica.
Porque con ella siento que el camino no me pide correr ni llegar antes.
Porque a su paso se disparan sonrisas, se me dispara la sonrisa.
Porque el pedaleo acompasa a mi corazón.
Porque representa la vida sencilla, la buena vida.
Porque me resultan amables sus susurros al rodar.
Porque me equilibra.
Porque es femenina.
Porque cuida de mi y de la ciudad.
Por eso y por mucho más, elijo la bicicleta.

miércoles, 4 de mayo de 2011

1ª Ciclolística. Una Orbea Trocha.

Una Orbea Trocha que se iba a tirar a la basura.
Había estado en un patio durante mucho tiempo a la interperie en el lugar donde trabajo. Los jefes querían hacer limpieza y la bicicleta iba a ir directamente al contenedor. No aparecía su dueño, así que me la llevé para repararla a la vez que intenté buscar al propietario.
La bici había pasado hambre y calamidades, por lo cual presentaba el manillar, la tija del sillín y la cadena con una pequeña capa de óxido. Los elementos del cambio no funcionaban, las cubiertas y las cámaras estaban totalmente inservibles y se deshacían al intentar inflar las ruedas.
Finalmente, el dueño apareció y me dijo que pensaba venderla por 50 euros, pero al ver el propósito que iba a representar, no tuvo reparos en regalármela. ¡¡Gracias!!
Se trata de una bicicleta antigua, pero de muy buena calidad, con el grupo Shimano XT (semiprofesional), el cuadro de cromo-molibdeno (cromoly), la tija del sillín Kalloy, los frenos cantilever con manetas y palancas en aluminio (no como ahora que la mayoría son de plástico). Una bicicleta que en su momento valió un dinero.
Le puse unas cubiertas de repuesto que tenía por casa y unas cámaras, se equilibraron las ruedas, se pintó la tija y la potencia, con un líquido decapante se eliminó el óxido de la cadena y luego se engrasó. También fue necesario desmontar el grupo de cambio al completo para limpiarlo y engrasarlo, así como desmontar y embutir con grasa consistente los ejes de las ruedas.

La bicicleta quedó en perfecto estado de uso.
Se entregó a Paco, que prometió usarla.
El nombre de la bicicleta: RULA.